FR EN
Regresar a la lista

Espiritualidad Providencia

Evangelio según Marcos 6: 7-13

« Llamó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros. Les ordenó que no llevaran nada para el camino, fuera de un bastón: ni pan, ni morral, ni dinero; que llevaran calzado corriente y un solo manto. Y les decía: «Quédense en la primera casa en que les den alojamiento, hasta que se vayan de ese sitio. Y si en algún lugar no los reciben ni los escuchan, no se alejen de allí sin haber sacudido el polvo de sus pies: con esto darán testimonio contra ellos.» Fueron, pues, a predicar, invitando a la conversión. Expulsaban a muchos espíritus malos y sanaban a numerosos enfermos, ungiéndoles con aceite. .»

Reflexión del domingo 15 de Julio de 2018

Evangelio según Marcos 6: 7-13.

Al igual que los discípulos de Jesús, estamos llamados a difundir la Buena Nueva. Como ellos, debemos despojarnos de todo lo que es superfluo y no guardar sino lo esencial, es decir, nuestra fe y nuestro ser, que es un templo sagrado al servicio de la Bondad.

Este acto, en teoría, puede parecer simple y fácil de lograr. Sin embargo, todo parece converger para que esta tarea sea muy ardua, y más difícil. ¿Cómo podemos privarnos de la prosperidad que nuestra sociedad nos ofrece y que está al alcance de nuestras manos? ¿Cómo podemos alejarnos de la abundancia material y quedarnos con lo primordial?

Sin embargo, aunque vivimos en tiempos bastante distintos, estoy convencida de que para los discípulos de Jesús, también fue difícil dejar lo poco que poseían para quedarse con lo mínimo e ir de pueblo en pueblo «en misión de dos en dos». Estas pequeñas comunidades nómadas nos recuerdan a nuestras hermanas predecesoras, que fueron a tierras lejanas, sabiendo muy poco acerca de las personas con quienes se encontrarían, pero llenas de esperanza que solo la caridad apremiante de Cristo puede transmitir. Deseo que continuemos nuestro camino siempre trabajando en nosotros mismos y, al mismo tiempo, dando a conocer las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo. ¡Feliz semana a todas y todos!

Una Hermana de la Providencia