FR EN
Regresar a la lista

Homenaje póstumo a hermana Madeleine Leblanc, sp.

Quisiéramos rendir homenaje a esta gran mujer quien marcó la Congregación de las Hermanas de la Providencia de muchas maneras, una de ellas ha sido a través de su servicio de autoridad en los puestos de consejera secretaria de la antigua Provincia St-Vincent-de-Paul, consejera general y superiora general de la Congregación. Les presentamos a continuación una breve biografía enriquecida con sus propios comentarios sacados de un video grabado y editado en el año 2017 por la Oficina de comunicaciones del Centro internacional Providencia.

Hermana Madeleine era la última de los diez hijos de una pareja de agricultores que vivían en el municipio de Bécancour, sector Sainte-Gertrude, Provincia de Quebec (Canadá).  Su hermana mayor Gertrude ingresó al noviciado de las Hermanas de la Providencia cuando Madeleine tenía nueve años. Gertrude la animó a unirse a ella cuando fuera grande, alabando la variedad de las obras de la Congregación. Madeleine era una alumna aplicada y cursó la carrera de educación, una profesión que comenzó a ejercer con los alumnos de primaria con tan solo 18 años de edad. Era una gran responsabilidad para ella, pero ver el progreso de los niños en el aprendizaje le daba una satisfacción profunda y una gran alegría. Ingresó al noviciado de las Hermanas de la Providencia en 1946, hizo su primera profesión en  1948 y sus votos perpetuos en 1951. Hermana Madeleine continuó su carrera docente en escuelas primarias y en escuelas secundarias por más de veinticinco años, antes de sentirse llamada a un cambio.

Comenzó su servicio de la autoridad al pasar a ser superiora local en 1975, luego concejera secretaria provincial en 1977, antes de convertirse en consejera general en 1978 y superiora general en 1982; desempeñó este último puesto durante 10 años. A su llegada al puesto de superiora general, ya hablaba los tres idiomas oficiales de la congregación, es decir francés, inglés y español.  Posteriormente, trabajó durante dos años en Francia y Egipto, antes de regresar a la Provincia de Quebec. Luego, asumió funciones de codirectora de l@s Asociad@s Providencia, tesorera local, voluntaria y analista, antes de dedicarse en 2005 al acompañamiento de los enfermos en fase terminal y luego a la visita a las hermanas enfermas. Se retiró oficialmente en 2010, sin dejar de participar a la vida comunitaria.

Cuando se le preguntó en 2017 sobre el futuro de la Congregación, hermana Madeleine declaró: «Yo diría que debemos contar con hermanas arraigadas en la Providencia. (…) Si estamos arraigadas en la Providencia, confiamos en el Señor, nos entregamos a su voluntad y seguimos adelante. » A la derecha vemos a Hna. Madeleine acompañada de Hna. Claudia Ruiz, sp.

Providencia de Dios, te damos gracias por la vida de esta gran mujer: hermana Madeleine. Que descanse en paz en la gloria del Señor.

Para ver las entrevistas de hermana Madeleine:

Parte 1: https://www.youtube.com/watch?time_continue=5&v=cV4KyOlx1oM

Parte 2: https://www.youtube.com/watch?time_continue=6&v=W71t_S5xMkQ

Parte 3: https://www.youtube.com/watch?v=f4-_0W6S-l4