FR EN
Regresar a la lista

Espiritualidad Providencia

Evangelio según san Lucas 10 38-42
Yendo ellos de camino, entró en un pueblo; y una mujer, llamada Marta, le recibió en su casa. Tenía ella una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su Palabra, mientras Marta estaba atareada en muchos quehaceres. Acercándose, pues, dijo: «Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en el trabajo? Dile, pues, que me ayude.» Le respondió el Señor: «Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. María ha elegido la parte buena, que no le será quitada.»

Evangelio del domingo 21 de julio de 2019.

Según san Lucas, 10 38-42

Reflexión:

Nuestra parte contemplativa alimenta nuestra parte evangelizadora. Mientras María ora, Marta labora. No podemos desligar la oración de la evangelización porque ellas constituyen la fuerza y el alimento de toda obra. Sin embargo, el Evangelio de este domingo nos presenta una advertencia de Cristo que nos previene sobre el mucho hacer y el poco meditar. Es necesario vivir más de cerca la Palabra y entonces actuar. Con ello podemos ser personas contemplativas y en el campo del apostolado hacer más y mejor, porque se cuenta con el apoyo de nuestro Señor Jesús Cristo.

Nosotros en el mundo actual nos preocupamos por muchas cosas, nos quejamos de que hay poco tiempo para aquello que nos gusta, pero no nos damos cuenta de que solo una cosa es necesaria, escuchar al Señor en nuestro interior.

Acojamos a Jesús a pesar de la prisa y el ruido, detengamos nuestra mirada en la belleza del paisaje que nos ofrece nuestro caminar. Servir y contemplar es uno de los conjuntos que deben motivar nuestra vida como cristianos y apóstoles. Feliz semana para todos.